Préstamos Con Asnef, ¿Cómo conseguirlos?

Préstamos Con Asnef

En este articulo de préstamos con asnef hablaremos de como conseguir un préstamo estando inscrito en esta lista de impagados. Si usted se encuentra en las lista de morosos como la RAI, ASNEF, (En este articulo de nuestra web podrás saber que es el ASNEF y por fin salir de dudas ante tanta sigla ¿Qué es el ASNEF?) Experia, es muy difícil por no decir muy complicado que una entidad bancaria le otorgue un préstamo o crédito, pero existen salidas para prestamos con ASNEF.

El simple hecho de haber dejado de pagar un recibo, luz, agua, gas, seguros.. son  las principales razones para que figure en estas listas que se engrosan en estos dias que vivimos. La necesidad ha creado un mercado de nuevas empresas que se dedican a conceder prestamos aún figurando en estas listas de impagos.

préstamos con asnef

¿Qué opciones tengo?

  • Prestamos con garantía hipotecaria de diferentes bienes: Nuevas empresas prestamistas la gran mayoría con capital privado que con garantía hipotecaria sobre sus bienes acordados, ya sea un coche, una vivienda o cualquier bien material en su haber. El importe del prestamos será el 40 o 50% del valor del bien, es decir que  esta empresa tiene la capacidad para, en caso de no devolver las amortizaciones del préstamo, vender los bienes para así garantizarse el dinero prestado. Lo que es lo mismo, la empresa es dueña de tus bienes mientras dure la amortización del préstamo concedido, por eso hay que tener mucho cuidado con este tipo de préstamo en si y lo que dejamos hipotecado.
  • Mini préstamos: Son mini préstamos como así indica su nombre de hasta unos 600€, estos “mini” prestamos son contratados de manera muy rápida y eficaz y no piden muchos requisitos, son ideales para un descubierto inesperado, pero hay que leer muy bien la letra pequeña, fijaos que el porcentaje de interés TAE es muy elevado comparado con los demás. En este articulo desgranamos un poco más el tema de los minicreditos.
  • Empeño de bienes: No cabe duda que es la más conocida y a la que recurrimos siempre que tenemos algún gasto extra, empeñar algunos objetos de valor con la posibilidad de recuperarlo pagando unos pequeños intereses, incluso se puede mantener en su haber el bien empeñado pagando su alquiler en cómodas cuotas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *